Neo Club Press Miami FL

Tu libro de boca en boca

Tu libro de boca en boca

Tu libro de boca en boca
diciembre 24
17:28 2013

El entusiasmo de los autores noveles es encantador. Después de meses o años de trabajar en un libro, muchos quedan orgullosos de lo que han creado. No es fácil terminar de escribir un libro sólido, vendible. Fácil es empezar, pero no terminar, y el escritor debe sentirse orgulloso del resultado.

El problema viene cuando, después de la publicad, el autor comienza a preguntarse por qué se han vendido tan pocos ejemplares. ¿Los lectores no se dan cuenta de lo bueno que es? Esto les lleva a pensar en comprar publicidad o utilizar otros mecanismos que generalmente los dejan con menos dinero en los bolsillos y pocas ventas.

El secreto de los vendedores de libros —que la mayoría de los autores desconocen— es el siguiente:

No es posible predecir cuál libro se venderá y cuál no.

Esto lo saben las grandes editoriales con un departamento de mercadeo, los estudios cinematográficos de Hollywood y las cadenas de televisión. Así que el autor no debe sentirse muy mal por ello. Toda la publicidad, promoción y comercialización del mundo no pueden asegurar que los lectores compren un libro. ¿Por qué? La respuesta se puede encontrar en los hábitos de compra propios: la mayoría de las personas compra sus libros en base a las recomendaciones de  conocidos en quienes confía. Y esas recomendaciones no se pueden vender ni comprar, ¿verdad?

El Santo Grial de la comercialización del libro es la influencia del boca en boca que viaja directamente de una persona a otra.

Entonces, ¿qué hacer?

Gran pregunta: ¿qué se puede hacer para que funcione el mercadeo de boca en boca? Quien descubra el mecanismo lo podrá vender en millones a una gran editorial, ¿no?

Pero hay cosas que el autor puede hacer para iniciar el boca en boca :

1.            Escribir el mejor libro que le sea posible, y buscar a un editor para mejorarlo.

2.            Asegurarse de que el libro esté orientado al público para el cual se ha escrito, y permitir a los lectores juzgar si se ha logrado el objetivo.

3.            Situar el libro al alcance de personas desconocidas para conseguir que la bola comience a rodar.

Encontrar la manera de hacerlo pasa por contratar a vendedores profesionales de libros, una decisión inteligente.

Es importante entender cómo crear libros que los lectores quieran comprar.

La publicación es mucho más divertida cuando se tiene lectores, y cuando el mensaje que se transmite es demasiado importante como para no ser leído.

—————————————————————–

Traducción: Arturo Arocha. Cortesía: Alexandria Library

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Joe Friedlander

Joe Friedlander

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más