Neo Club Press Miami FL

Un día no habrá que regresar

Un día no habrá que regresar

Un día no habrá que regresar
Enero 13
18:35 2015

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya tuvimos dos dictaduras,
ahora nos queda la ruina
por la que van a pasear
los comerciantes y los expulsados
y nos queda el patria o muerte
como uno de esos letreros
que avisan donde hay un cementerio.

Ustedes que se aprestan a discutir
en la parte donde deberíamos marcar
la próxima adquisición por racionamiento
nunca les escucho sino por mandato
–es decir, a rumba de palo–
cuál es el nombre que tendremos a bien
para ese “territorio libre” de las extensiones de lo que vamos a ser;
ya una vez fuimos rusos, también chinos
algunas otras veces ni siquiera supimos ser
cualquier otra cosa que una esperanza inerte.

Ustedes “dioses que habitan por doquier”
cuando coloquen la estrella solitaria
en “el banderín de la acera”
y los borrachos destilen mejor el wiski
que aquel alcohol destilado por los corazones en fuego,
digan dónde colocarán el amor propio
al no ser ni de un “es quien será” o “un es quien fue”
“o un es quien sabe”,
como si ya no bastara sacar los muertos
hundidos por el peso de todas las victorias.

Un día no habrá que regresar a esos sitios
donde ni los muertos dejaron de irse
de sus entierros calculados,
ni supongo deba hablar a nombre
de una nacionalidad
a la que nunca le tuve
un afecto más sublime
que mirar en las alturas
de estos rascacielos por los que ya dije:
He sido y soy un ordeñador,
que bebe su propia leche de macho cabrío.

Sobre el autor

Juan Carlos Recio

Juan Carlos Recio

Juan Carlos Recio (Santa Clara, 1968). Poeta y narrador. Su libro “El buscaluz colgado” fue Premio de la Ciudad de Santa Clara en 1990. Obtuvo también una primera mención en el Premio Julián del Casal de la UNEAC, en 1991, con su poemario inédito “Hay un hombre en la cruz”. Ha publicado, entre otros, los poemarios “Sentado en el aire” y “La pasión del ignorante”. Desde el año 2000 reside en la ciudad de Nueva York, donde edita el blog Sentado en el Aire.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más
  Félix Luis Viera

Un loco sí puede (fragmento)

Félix Luis Viera

                                                            25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez

1 comentario Leer más
  María Eugenia Caseiro

El presentador

María Eugenia Caseiro

A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami