Neo Club Press Miami FL

Un escritor llamado Armando Añel

 Lo último
  • El secreto encanto de las tiranías Perder la democracia es mucho más fácil que volver a conquistarla. Que se lo pregunten a los venezolanos, ya que los cubanos (no todos, pero muchos) ni siquiera demostramos haber...
  • De la vida, el amor y la memoria Siempre en el entonces: dos noveletas y ocho cuentos —publicado por Alexandria Library Publishing House en febrero pasado— es el título más reciente del narrador e historiador cubano José A....
  • Retrato desde una cuerda floja: Aproximación a un viaje Cualquiera puede pensar que esta presentación me ha resultado fácil concebirla. Alguien que nos conozca a mí y a Joaquín podría asegurar que la amistad que nos une hace ya...
  • Auge y desplome de una ilusión En Confesiones eróticas de la Tía Nora, Pedro Armando Junco se desvela como un narrador que conoce a profundidad la manera de satisfacer a un gran público. No me atrevo...
  • 18 periodistas y un fotógrafo En el artículo recién publicado por Primavera Digital «Periodismo oficial vs. interés», de Agustín Figueroa Galindo, uno de los talentosos periodistas independientes que luchan a diario en Cuba por ofrecer...

Un escritor llamado Armando Añel

Imagen de cabecera: Primavera Digital

Un escritor llamado Armando Añel
marzo 02
19:37 2016

 

Es muy difícil ser imparcial cuando uno se propone escribir sobre lo escrito por un amigo, que para colmo es el editor del primer libro que uno logró publicar. Es lo que me pasa con la obra literaria de Armando Añel.

No obstante, nadie me discutirá que Añel es un autor muy original e innovador, al que sin sofocarse con el esfuerzo la experimentación formal se le da muy bien. No recuerdo otro escritor que ligue con tanta soltura, en una misma obra, el ensayo, la novela, la ficción futurista, la sátira, lo lúdico y, como si fuera poco, el blog y los episodios de la vida cotidiana.

Afortunadamente, no soy el único que tiene en alta estima la obra de Añel. Según el periodista y escritor Manuel Gayol, “Añel es un autor que de alguna manera tendrá que ser reconocido como uno de los pioneros de una nueva literatura cubana”. Baste leer Erótica y La novela de Facebook.

En Erótica, que Luis de la Paz califica con toda certeza como “la primera novela-blog”, Añel crea una cosmogonía, un concepto que de tan irreal termina por asemejarse a la loca realidad que nos ha tocado a los cubanos.

Erótica cuenta cómo la cultura de Thamacun, un islote del Estrecho de la Florida invadido por Cuba en 1960, resurge en Internet como nación cibernética de libertad, desmitificación y jodedera, pero acechada por el ultranacionalismo puntoCON al que se oponen, mediante el espíritu del Gran Salto Adelante, Richard del Monte Jr. (¿Añel?) e Idamanda Rosael (¿Idabell Rosales?).

Hago esas asociaciones entre paréntesis porque en la vida real, tanto como en la historia paralela, precisamente eso es lo que hacen, con tesón de hormigas, Añel y su esposa, la bella Idabell, en Neo Club Ediciones: defender la cultura de la libertad de la Eterna Isla de los Espejitos contra las fuerzas oscuras del anti-país.

En La novela de Facebook, Añel, que primero no gustaba de Facebook y luego sufre una metamorfosis que lo convierte en un ejecutivo a lo Mark Zuckerberg, narra el proceso de la escritura del libro a marcha forzada para inscribirlo a tiempo en un concurso de Amazon, a contracorriente del sabotaje en las redes sociales de troles, espías, agentones de la UCI (Unidad de Control Informático), críticos y criticones desestimuladores y con torreta.

Se lo dije a Añel en Kendall y lo reitero ahora: la trama es genial y él fue el primero, no Margaret Atwood ni un carajo. Que la canadiense, por muy buena y creativa que sea, lo que hizo fue escribir una novela por entregas, como Balzac, pero online y al gusto de los ciber-lectores. Añel no, porque a sus invitados o a los que se invitaron solos les dio plena participación en la trama para que dijeran lo suyo.

Y sí, estuvieron, para saborear el triunfo, si no en la alfombra roja, en el Festival Vista. Doy fe de ello. Los vi, y muchos de ellos son mis amigos: Karyon Kuma, Rebeca Ulloa, Cristiana Robaina, Ainí Martín Valero, Víctor Manuel Domínguez, Denis Fortún, José Soroa…

Dice Pedro Díaz Méndez: “La novela de Facebook nos lleva hacia otra dimensión, acaso más real e íntima que la del mundo físico”. Y tiene razón. Ojala hubiesen muchos escritores como Armando Añel. Y que conste: no lo digo porque sea mi socio.

luicino2012@gmail.com

Sobre el autor

Luis Cino

Luis Cino

Luis Cino (La Habana, 1956). Escritor y periodista independiente. Perteneció al consejo de redacción de la revista De Cuba. Ha publicado en diversas revistas en el exterior. Es colaborador habitual de la página electrónica Cubanet.org y jefe de redacción de Primavera Digital. Obtuvo premio en el concurso de cuentos El Heraldo, convocado en Cuba por el Proyecto de Bibliotecas Independientes con un jurado integrado por Raúl Rivero Castañeda, Víctor Manuel Domínguez García y Hugo Araña Sanchoyerto. Reside en Arroyo Naranjo, Cuba.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Rebeca Ulloa
    Rebeca Ulloa marzo 02, 23:12

    Pues reitero lo que afirma Luis Cino…. y además , que bueno que te me adelantaste con el tema, porque nadie mejor que tu, amigo cino para un comentario tan efectivo…. y ademas de todo eso que has dicho , hay que añadir que es tremenda persona…. que coincida eso con todo eso que dices, es todo un milagro de amigo….

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner sobre el discurso del presidente Trump en la ONU:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami