Neo Club Press Miami FL

Un libro del Renacimiento

 Lo último
  • Un romántico en la Sociedad del Disparate Lo primero que me vino a la mente, luego de leer Meditaciones de Cantinflas, o el intérprete digital en la Sociedad del Disparate, fue una comparación sin ton ni son....
  • El secreto encanto de las tiranías Perder la democracia es mucho más fácil que volver a conquistarla. Que se lo pregunten a los venezolanos, ya que los cubanos (no todos, pero muchos) ni siquiera demostramos haber...
  • De la vida, el amor y la memoria Siempre en el entonces: dos noveletas y ocho cuentos —publicado por Alexandria Library Publishing House en febrero pasado— es el título más reciente del narrador e historiador cubano José A....
  • Retrato desde una cuerda floja: Aproximación a un viaje Cualquiera puede pensar que esta presentación me ha resultado fácil concebirla. Alguien que nos conozca a mí y a Joaquín podría asegurar que la amistad que nos une hace ya...
  • Auge y desplome de una ilusión En Confesiones eróticas de la Tía Nora, Pedro Armando Junco se desvela como un narrador que conoce a profundidad la manera de satisfacer a un gran público. No me atrevo...

Un libro del Renacimiento

Presentación de 'Los naipes en el espejo' en el Festival Vista de Miami. De izquierda a derecha: Armando Añel, Julio M. Shiling, Armando de Armas, Juan Manuel Cao y Ana Carbonell

Un libro del Renacimiento
agosto 01
22:25 2016

 

La reedición de Los naipes en el espejo en este año electoral de 2016 en Estados Unidos, justo cuando la contienda entra en su zona más caliente y determinante, es para Neo Club Ediciones motivo de orgullo y fuente de entusiasmo. Se trata de un ejemplo de la ensayística cubana más cosmopolita, pensamiento que no se conforma con auscultar lo cubano y se expande a la par de su imaginario demográfico.

Como ya dije en una ocasión a propósito del libro Mitos del antiexilio, del propio autor, Armando de Armas no es un conformista. No se contenta con aletear sobre teorías alambicadas o lugares comunes, como hace un significativo sector de la analítica contemporánea, sino que golpea al lector directamente, desnudando el asunto en la piel del hecho concreto. Así, este ensayo roza lo testimonial o lo periodístico en el sentido de que el autor, fiel a su praxis ciudadana, ejemplifica más que teoriza. Aquí no somos abrumados por consideraciones teóricas o especulaciones académicas, o por ese aluvión de citas y referencias al margen que provoca que, en algunos ensayos actuales, un tercio del texto aparezca en el apartado de notas y bibliografía. De Armas no convence desde el mamotreto, sino desde el hecho consumado.

La inversión de los términos del debate, técnica ya usada por Armando de Armas en Mitos del antiexilio, vuelve a funcionar en este libro breve, casi noticioso y, sin embargo, profundo, sustancial. El Partido Demócrata no es lo que mucha gente piensa que es, y el autor lo demuestra inobjetablemente, acudiendo a la historia y a anécdotas puntuales. En este rango de análisis el libro trae a colación la figuras de John Kerry, los Clinton y Barack Obama como ejemplos de políticos que con su considerable solvencia económica en buena medida “traicionan” el estereotipo de lo que supuestamente debería ser la izquierda, sobre todo si nos atenemos a su narrativa y/o retórica. Casi nada casi nunca es lo que parece, y en los predios del “socialismo científico”—calificativo que adjunto medio en broma, medio en serio—mucho menos.

Y no es que sea malo acumular capital a la izquierda o a la derecha, por supuesto, sino que, como advierte el autor, nos lo disfracen con la alevosa picardía de quien extiende un caramelo envenenado. El problema, subraya De Armas, pasa por la demagogia y un Espíritu de Época que obstaculiza el emprendimiento y la libertad individual. Que incluso demoniza el libre flujo de ideas cuando estas no engrosan el círculo vicioso de lo políticamente correcto. Y por aquí entra el libro en su fase medular. Machacando sin cesar el Espíritu de la Época. Un tema que obsesiona a Armando de Armas desde que lo conozco, y lo entiendo. Aunque no voy a explicar en esta reseña por qué, sería adelantar un análisis que el lector debe disfrutar y recrear a fondo, a medida que se adentra en Los naipes en el espejo.

“La Política, como en el Renacimiento, no debería temer a las palabras, pero tampoco a las acciones”, nos recuerda el autor. “La Política está obligada a rescatar el valor de la palabra libertad”. Este es un libro oportuno no solo en clave electoral, en momentos en que Estados Unidos se apresta a decidirse entre la continuidad obamista o la ruptura republicana, sino también en un sentido sociocultural. Un libro que apuesta por un nuevo espíritu. Que lo evoca y vuelve atractivo.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Che Guevara, licencia para matar:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Armando de Armas

La noche del cangrejo

Armando de Armas

Acabo de descubrir en el muro de Facebook de Norma Gálvez Rey la foto del monumento al cangrejo en Caibarién, símbolo de esa ciudad. Una madrugada amanecí bajo ese cangrejo

0 comentario Leer más
  José Gabriel Barrenechea

Un cielo muy azul

José Gabriel Barrenechea

Despertarás. Aún no habrá salido el sol, pero para entonces te ocurrirá con frecuencia que despiertes a tales horas: Tus muchos años, a saber. Te habrá despertado algún calambre, un

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Un premio frívolo

José Hugo Fernández

Es razonable el malestar que ha ocasionado entre muchos de nuestros intelectuales del exilio la más reciente decisión del Centro Cultural Cubano de Nueva York, el cual otorgó su Medalla

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami