Neo Club Press Miami FL

Un mensaje del equipo de Amazon Books

Un mensaje del equipo de Amazon Books

Un mensaje del equipo de Amazon Books
agosto 11
13:51 2014

Esta es la traducción rápida de un documento publicado por Amazon el viernes 8 de agosto de 2014 (http://www.readersunited.com). Por su importancia y dado que nuestra editorial, Alexandria Library, apoya la filosofía de Amazon de eBooks a bajo precio, hemos creído conveniente hacerlo llegar en español a nuestros lectores. Esperamos les sea de interés:

Estimados lectores:

Justo antes de la Segunda Guerra Mundial ocurrió una invención radical que sacudió los cimientos de la edición de libros. Fue el libro de bolsillo. Se produjo en un momento en que las entradas de cine costaban 10 o 20 centavos, y los libros $2.50. La nueva edición de bolsillo costaba 25 centavos de dólar, diez veces más económica. A los lectores les encantó el libro de bolsillo y fueron vendidas millones de copias solo el primer año.

Po ser tan módico el precio que muchas más personas podrían permitirse el lujo de comprar y leer libros, se pudiera pensar que el establishment literario debería haber celebrado el invento… Pues no. En su lugar se atrincheraron y “asediaron los vagones”. Creyeron que los libros de bolsillo de bajo coste destruirían la cultura literaria y perjudicarían a la industria del libro (por no hablar de sus cuentas bancarias). Muchas librerías se negaron a vender los bolsilibros, y sus primeros editores tuvieron que utilizar métodos no convencionales de distribución: quioscos y farmacias. El famoso escritor George Orwell declaró públicamente sobre el nuevo formato: “si los editores tienen algún sentido, deben confabularse contra de ellos y suprimirlos”. Sí, George Orwell sugirió una conspiración.

Bueno, la historia no se repite, pero sí su ritmo.

Avancemos rápidamente hasta hoy, donde toca el turno al eBook, que encuentra oposición en el establishment literario. Amazon y Hachette —una gran editorial estadounidense y parte de un conglomerado de medios de $10 mil millones— se encuentran en medio de una disputa comercial sobre los libros electrónicos. En Amazon queremos precios más bajos para los libros electrónicos. Hachette no. Muchos libros electrónicos se venden a $14.99 y hasta en $19.99. Esos precios son injustificadamente altos para un libro electrónico, con el que no hay impresión, ni impresión en demasía, ni necesidad de pronosticar cuántos se deben imprimir, ni devoluciones, ni ediciones agotadas, ni costo de almacenamiento, ni costo de transporte, ni mercado secundario (puesto que un eBook no puede ser revendido como libro usado). Los libros electrónicos pueden y deben ser menos costosos.

Quizás por canalizar la vieja sugerencia de Orwell, Hachette fue sorprendida en conspiración ilegal con sus competidores para elevar los precios de los libros electrónicos. Hasta el momento, entre todos han pagado $166 millones de dólares en multas y restituciones. La concertación con sus competidores para subir los precios no solo fue ilegal, sino también una falta de respeto para con los lectores de Hachette.

El hecho es que muchos operadores tradicionales establecidos en la industria han tomado la posición de que precios más bajos en los libros electrónicos “devaluarían el valor de los libros” y “dañarían las artes y letras”. Están equivocados. Así como los libros de bolsillo no destruyeron la cultura del libro a pesar de ser diez veces más económicos, tampoco lo harán los libros electrónicos. Por el contrario, los libros en rústica terminaron por rejuvenecer y hacer más fuerte la industria del libro. Lo mismo ocurrirá con los libros electrónicos.

Muchos en la industria del libro piensan en pequeño. Creen que los libros solo compiten contra otros libros. Pero en realidad, los libros compiten contra los juegos para teléfonos móviles, la televisión, las películas, Facebook, los blogs, los sitios gratuitos de noticias y mucho más. Si queremos una sana cultura de la lectura, tenemos que trabajar duro para que los libros sean competitivos frente a otros medios de comunicación. Una gran parte corresponde a hacer los libros más económicos.

Por otra parte, los precios de los libros electrónicos son altamente elásticos. Esto significa que cuando el precio baja, los clientes compran muchos más. Hemos cuantificado la elasticidad de los precios de los libros electrónicos a partir de mediciones repetidas a través de muchos títulos. Por cada copia de un eBook de $14.99, se vendería 1.74 copias si el precio fuera de $9.99. Así, por ejemplo, si los clientes compran 100,000 copias de un eBook con precio de $ 14.99, comprarían 174,000 copias de ese mismo libro electrónico a $9.99. Los ingresos totales 14.99 dólares serían $1 499,000. Los ingresos totales a 9.99 dólares serían $1 738,000. Lo importante a señalar aquí es que el precio bajo beneficia a todas las partes involucradas: el cliente que está pagando un 33% menos y el autor que recibiría un cheque por regalías un 16% mayor. Además, el libro sería adquirido un 74% más de lectores. Simplemente, el pastel es mayor.

Pero cuando algo se ha hecho de cierta manera durante mucho tiempo, la resistencia al cambio puede ser instintiva, y los poderosos intereses del status quo difíciles de mover. Suprimir los libros de bolsillo nunca pudo haber perjudicado los intereses de George Orwell, que estuvo equivocado al respecto.

amazon-best-shopping-seasonA pesar de lo que algunos quieren hacer creer, los autores no están unidos sobre esta cuestión. El sindicato de autores escribió recientemente sobre este tema un mensaje titulado “El debate Amazon-Hachette provoca diversas opiniones entre los autores”, pero sugerimos leer los comentarios a ese mensaje, vale la pena. Una petición iniciada por otro grupo de autores y dirigido a Hachette, titulado “Dejen de pelear contra bajos precios y salarios justos”, obtuvo más de 7,600 firmas. Y hay miles de artículos y entradas, de autores y lectores por igual, que nos apoyan en nuestro esfuerzo para mantener los precios bajos y construir una cultura sana de la lectura. La entrevista reciente al autor David Gaughran es una pieza que vale la pena leer.

Reconocemos que los escritores quieren razonablemente quedar fuera de una disputa entre las grandes empresas. Algunos han sugerido que “sólo hablemos”. Eso hemos tratado. Hachette empleó tres meses en evasivas y sólo a regañadientes comenzó a reconocer nuestras preocupaciones cuando tomamos medidas para reducir las ventas de sus títulos en nuestra tienda. Desde entonces Amazon ha hecho tres ofertas distintas a Hachette para no utilizar a los autores en esta disputa. En primer lugar sugerimos que entre ambos (Amazon y Hachette) determináramos las regalías al autor mientras durara la disputa. Después sugerimos que los autores recibieran el 100% de todas las ventas de sus títulos hasta que se resolviera la disputa. Por último, que retornaríamos a las operaciones comerciales normales si la cuota de ingresos de Amazon y Hachette se destinara a una organización benéfica de alfabetización. Pero Hachette y su empresa matriz Lagardere, rápida y repetidamente rechazaron estas ofertas a pesar de que los libros electrónicos representan el 1% de sus ingresos y que fácilmente podrían ponerse de acuerdo para aceptarlo. Ellos creen que consiguen un efecto palanca manteniendo a los autores en el medio.

Nunca vamos a renunciar a nuestra lucha por precios razonables para los libros electrónicos. Sabemos hacer libros más asequibles y eso es bueno para la cultura del libro. Nos gustaría su ayuda. Por favor envíe un correo electrónico a Hachette con copia a nosotros.

CEO Hachette, Michael Pietsch: Michael.Pietsch@hbgusa.com

Copia a: lectores-united@amazon.com

Por favor considerar la inclusión de estos puntos:

Hemos tomado nota de su conspiración ilegal. Por favor, dejen de esforzarse para cobrar de más por los libros electrónicos, que pueden y deben ser menos costosos.

La reducción de los precios de libros electrónicos ayudará, no dañará, a la cultura de la lectura, como pasó con los libros de bolsillo.

Dejen de usar a sus autores como palanca y acepten alguna de las ofertas de Amazon para alejar a los autores de la confrontación.

Especialmente si eres un autor, recuérdales que no todos los autores piensan igual sobre esta cuestión.

Gracias por su apoyo.

El equipo de Amazon para libros.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Kiko Arocha

Kiko Arocha

Modesto Arocha (Kiko). Nació en La Habana en 1937. Ingeniero en Electrónica y doctor en Ciencias Técnicas. Llegó a Estados Unidos en 1995 y decidió reinventarse como traductor y editor de sitios web y de libros, para lo cual fundó la editorial Alexandria Library (www.alexlib.com) en Miami. Es autor del bestseller "Chistes de Cuba", una antología de chistes populares contra el castrismo que recopiló en la Isla.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más