Neo Club Press Miami FL

Un monumento de hoy a la Cuba de ayer y de siempre

Un monumento de hoy a la Cuba de ayer y de siempre

Un monumento de hoy a la Cuba de ayer y de siempre
abril 03
21:48 2014

Les confieso que es la primera vez que tengo que ver un espectáculo musical parado. Yo había decidido comprar mi boleto y no hacer uso de mi condición de crítico para entrar gratis, ni tampoco le quise pedir a Meme una entrada de cortesía cuando coincidimos la noche del jueves en la grabación del programa El Espejo, conducido por el periodista Juan Manuel Cao en América Teve, pero cuando llegué al teatro Artime el sábado, ya las localidades estaban agotadas, y “estuve allí de pie”, como dice la canción, y lo haría de nuevo sin el menor cansancio ni pesar, pues todas las interpretaciones merecían levantarse del asiento, ¡y yo ya lo estaba!

Meme Solís, sus cinco cantantes invitadas de lujo –Flor de Loto, Xiomara Laugart, María Antonieta, Ana María Perera y Malena Burke–; su Cuarteto, y el actor Evelio Taillacq –como cantinero/barman/bartender conductor de “la descarga” – lograron atrapar con su emotiva entrega la magia y la nostalgia de esa Habana de cabarets y clubes ya míticos que ahora solo existen “en la imaginación”.

Les confieso también que es la primera vez que lloro tanto en un teatro, porque cada canción, cada texto –banda sonora de mi adolescencia y de mi juventud–, me regresaron al Varadero donde Meme reinaba sin rival con su cuarteto en el cabaret del Hotel Internacional –que por cierto dicen que quieren demolerlo–; a esa Habana donde Moraima y Elena “descargaban” en los shows de cabaret de El Vedado; en fin, a esa Cuba de la que en realidad nunca nos hemos ido.

Sí, ya sé que la nostalgia es una trampa, porque lo que añoramos ya no existe y “nosotros tampoco somos los de entonces”, pero el gran mérito de Pura descarga, además de la gran calidad vocal e interpretativa de cada una de las “descargantes”, de Meme y su cuarteto, y de la sentida, fina y elegante conducción de Evelio, es haber demostrado que, en el presente, las herederas y herederos de ese pasado irrepetible y glorioso tienen una fuerza y un talento tremendos, y que son la continuidad de Moraima Secada, de Elena Burke, de La Lupe, de Bola de Nieve, de Olga Guillot, y de tantos artistas que ya no están en el plano tierra, pero sí en el plano espiritual y legendario.

Precisamente el show abrió con Flor de Loto interpretando temas del repertorio de Olga Guillot, y su voz cálida y profunda, con perfecta afinación, le dio una emoción tan especial a las canciones de “La Reina del Bolero” que me provocó las primeras lágrimas de la noche; luego La Lupe se posesionó de Ana María Perera, que alcanzó Con el diablo en el cuerpo el clímax de su actuación.

Xiomara Laugart nos trajo Perdóname conciencia y Ese que está allí, dos de las canciones emblemáticas de La Mora, y se reafirmó como “la voz de La Habana”, tal y como yo la bauticé luego de entrevistarla en mi tertulia.

Ana María Perera

Ana María Perera

María Antonieta fue la encargada de homenajear en vida a Meme, e interpretó con su voz y su fuerza de “leona” de manera exquisita Lloraré detrás de un río, Amor mío, Cuando pasa el amor y Traigo mi voz, cuatro preciosas canciones que por sí solas bastan para venerar a Meme como el gran compositor que es, y que me volvieron a conmover por su hermosa poesía y su delicada sensibilidad.

Malena Burke, digna heredera de su madre, y sin discusión una gran diva de la canción –al igual que las otras cuatro que la precedieron–, “bordó” las canciones de Elena con esa su forma tan inigualable, que te hace querer seguir escuchándola aunque a veces nos “duela” lo que canta, y cuando la saludé en su camerino me “conquistó” por su afabilidad y su duende, así que de ahora en adelante me tendré que compartir en cinco pedazos para poder ser fan de todas a la vez.

Después, todas juntas, en un coro de lujo dirigido magistralmente por Meme, finalizaron con su hermoso tema Un nuevo amanecer.

Y como no es posible habitar en el pasado, por muy hermoso que haya sido, hay que asirse al presente y valorar, respetar, apoyar y disfrutar a estas cantantes que tenemos el privilegio de poder ver y escuchar prácticamente cada vez que queramos, y que un día serán leyenda también –Meme ya lo es hace rato y por suerte está vigente y mejor que nunca–, así que “cantemos con el alma” con estas amigas nuestras que son Flor de Loto, Xiomara Laugart, María Antonieta, Malena y Ana María Perera, y con el gran maestro Meme Solís y su cuarteto, con mucha fe en que habrá “un nuevo amanecer” para nuestra querida patria y para la hermana Venezuela.

Sobre el autor

Baltasar Santiago Martín

Baltasar Santiago Martín

Baltasar Santiago Martín (Matanzas, 1955). Ingeniero estructural, en 1987 fundó en La Habana el grupo “Arar” (Arte y Arquitectura). Tiene publicados “Amaos los unos a los otros” (Betania), “Esperando el velorio” (Alexandria Library), “Calentando el bate” (ZV Lunáticas), “Una vida, un tren”, (Alexandria Library) y “Visión 21/21”, (Linden Lane Press), entre otros libros. En 2008 creó la Fundación Apogeo para el arte público, y en 2013 la revista cultural Caritate, tras casi cuatro años como columnista y jefe de redacción de la revista Venue. Es corresponsal en Miami de la revista Newsweek en español.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami