Neo Club Press Miami FL

Un poeta cumple 70 años

 Lo último
  • La Fundación Cintas quiere llegar a Cuba   Todo indica que el anuncio de la Fundación Cintas, de que en lo adelante otorgará becas “a cubanos y descendientes de cubanos, ya bien vivan en Cuba o fuera...
  • Puente de Letras con Ángel Cuadra Ya está en circulación el sexto número de la revista de arte y literatura Puente de Letras, publicación del proyecto Puente a la Vista que en esta edición incluye un...
  • Santa Clara: Peña literaria con Neo Club   En medio de la oficialista Feria del Libro en Villa Clara, en la mañana del 30 de marzo fueron presentados a un grupo de escritores, amigos e interesados, varios...
  • Puente a la Vista en Santa Clara   El proyecto Puente a la Vista continuó el pasado mes de marzo su paso por las provincias cubanas dando a conocer no solo a escritores marginados que residen en...
  • Una Expo Venta contra el terrorismo   En conferencia de prensa ofrecida este viernes 31 de marzo, en la galería Cuban Art Club (6267 SW 8th Street), Juan Antonio Blanco, director ejecutivo de la Fundación Cubana...

Un poeta cumple 70 años

Waldo González visto por Ulises Regueiro

Un poeta cumple 70 años
enero 08
21:05 2016

 

Waldo González López, conocido entre sus amigos como “Waldo, el bueno” (el por qué lo dejo para lectores inteligentes y enterados), arriba este sábado 9 de enero del 2016 a la dulce y joven edad de 70 años. Pero yo, que lo conozco hace mucho, lo veo tan joven, activo y andariego como hace ese mismo tiempo.

Y es que antes, recuerdo, mis abuelos con 60 abriles a las espaldas, caramba, ya eran personas bien mayores, dormían siesta y se iban a la cama antes de las nueve de la noche, tomaban de cena café con leche y pan con mantequilla. Bueno, hay una diferencia notable, ahora los médicos nos prohíben a los menos jóvenes la leche, por el colon, el pan y la mantequilla por las libras. Pero lo cierto es que ahora una persona que cumple 70 es tan joven como cualquiera y sobre todo si, como Waldo, se mantiene tan activo.

Waldo escribe no sé cuántas columnas online y en alguna publicación impresa. Publica sobre teatro, sobre personalidades, ballet, cine, literatura, al tanto siempre del último acontecimiento, de los onomásticos de los más connotados escritores y artistas, de la última presentación, de la nueva publicación. Y aún más: Asiste a cuanto evento le es posible, y eso porque no tiene transportation, si no fuera a todos. Presente y activo en las tertulias de la Fundación Apogeo, en el grupo joven de la campaña #TodosMarchamos y claro, siempre acompañado por su esposa, la fiel, hermosa y risueña Mayra.

Para celebrar por todo lo alto sus 70 años, Waldo acaba de publicar con Ediciones Baquiana su poemario Trazo estos signos en la arena. Una deliciosa lectura donde encontramos espontaneidad, belleza, prurito formal, expresado en cada uno de los poemas, cuidadosamente escritos. Unos dedicados a Mayra, otros a amigos (por cierto, me debe el mío), todos tocados por la lira fina de su arte para versar. De profundidad filosófica unos, otros más conceptuales, alguno aparentemente ligeros, pero cada uno de ellos nos evoca, nos sugiere, nos transporta y nos muestra felizmente que el poeta y la poesía siguen tan vivitos y coleando como hace siglos.

Los invito a leer Trazo estos signos sobre la arena. Allí pueden encontrarse cuartetas, versos libres, décimas, poesía en prosa y, como muestra, no un botón, pero si este hermoso soneto, que no solo es una delicia a los oídos por su ritmo y musicalidad, sino que cuando se lee es como si se hablara con este amigo colega poeta, ensayista, crítico y, sobre todo, una excelente persona:

 

Gentes

(paráfrasis)

La gente que prefiero es estupenda

Desdeña como yo la sucia envidia,

Detesta la vileza y la perfidia,

Prefiere caminar mi limpia senda.

 

La gente que prefiero es decorosa:

No ansía los aplausos pasajeros,

No corre tras los “juicios” lisonjeros,

Ni piensa que el honor es poca cosa.

 

Y otra gente me sufre sin remedio,

Pues saluda, malríe y luego sigue;

Me odia, me difama y envilece.

 

Pero, en fin, cuánta lástima, asco y tedio;

Cuanta vieja maldad que aún prosigue:

Esa gente que me odia sí envejece.

Sobre el autor

Rebeca Ulloa

Rebeca Ulloa

Rebeca Ulloa (Guantánamo, 1949) es narradora, periodista, guionista de radio y televisión, promotora, productora cultural, crítica y ensayista. Técnica en informática, fue profesora universitaria y asesora de tesis de grado de la Facultad de Comunicación Social (Colombia 1998-2008). Es también curadora y ha obtenido numerosos lauros y reconocimientos por su obra literaria y radial. Su primer premio literario lo recibió a los 15 años de edad. Ha publicado varios libros con la coautoría del maestro Arístides Pumariega.

Artículos relacionados

3 comentarios

  1. Rebeca Esther Ulloa
    Rebeca Esther Ulloa enero 09, 02:29

    Ah, sí.gracias a Gayo, que no dije que el terruño de Waldo es Las Tunas, de al antigua provincia oriental, hoy provincia independiente. pero la verdad que creo que ‘waldo es de esos ciudadanos del mundo, que bienn han nacido en algun lugar del planeta tierra, pero puede decirse que es de cualquier lugar del globo terraqueo…

    Reply to this comment
  2. Mercedes Eleine Gonzalez
    Mercedes Eleine Gonzalez enero 09, 12:43

    Muy buen articulo, propio y caracteristico de la periodista que lo escribio, siempre de alto vuelo poetico,muy lindas y precisas palabras dedicadas al poeta y amigo, “Waldo el bueno”, que quien lo conoce sabe realmente que es asi.

    Reply to this comment
  3. Mercedes Eleine Gonzalez
    Mercedes Eleine Gonzalez enero 09, 13:11

    PARA WALDO

    Hoy arriba a su legado
    De edad tan noble y querida
    Un amigo; que es la vida
    Un misterio regalado.
    Es un notable tunero,
    Poeta y hasta escritor,
    Un hombre sabio, el amor
    Entrañable de una amiga
    De la etapa de estudiantes,
    Siempre fiel y siempre amante
    De este ilustre narrador.
    Es una edad venerable
    A la que arriba mi amigo,
    Una edad que abre camino
    A la paciencia y al arte
    Del vivir con tanto tino.
    Felicidades,
    Amigo de viejos tiempos,
    Que mi voz viaje en el viento
    De la lira literaria
    Y llegue mi idea primaria,
    A ser lo que tú me inspiras:
    Digno reconocimiento
    Al arte de tu palabra,
    pues arte es lo que respiras.

    Mercedes Eleine González
    Miami-Sábado 9 de enero de 2016.

    Reply to this comment

Escriba un comentario

El comentario de Carlos Alberto Montaner. Por qué fracasará la Constituyente de Maduro:

Cuba y su Historia: José A. Albertini entrevista a José Abreu Felippe:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Luis Jiménez Hernández

Los peces no bailan rumba

Luis Jiménez Hernández

Imperceptible, el tenedor choca de regreso contra los dientes, luego la boca de Berenice García, que disimuladamente evita atraer la atención de los otros comensales con los sonidos de sus

0 comentario Leer más
  Rebeca Ulloa

El dulce del frasco

Rebeca Ulloa

¡Qué susto! Tres de la madrugada y aquel teléfono timbra que timbra. En un segundo pensé diez mil cosas y ninguna buena, por cierto. Un sí, seco y adormilado del

0 comentario Leer más
  Ana Ajmátova

La mujer de Lot

Ana Ajmátova

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami