Neo Club Press Miami FL

Una entrevista a Luis Thonis

 Lo último
  • Garage Habana, entrevista a Mario Camilli     Los extranjeros se enamoran de la Isla Cuba ha sido históricamente una atracción para los extranjeros, para artistas, escritores, celebridades, tal vez porque el encanto especial de la...
  • Pequeña entrevista al ‘joven cantautor’ Alcides Herrera Denis Fortún: Hola. Alcides Herrera: Ya nos saludamos afuera; de hecho, no dijimos “hola” sino que nos dimos un abrazo. ¿Tenemos que saludarnos en la grabación? DF: La grabadora es...
  • La biografía de Jerónimo Esteve-Abril, ya en Amazon   Ya desde 1959, alcanzado el poder en Cuba, el castrismo desató una violenta ofensiva contra los empresarios cubanos. A consecuencia de ello, en octubre de 1960 Jerónimo Esteve Abril...
  • El regreso de Ángel Santiesteban   “Cada uno de los relatos de El regreso de Mambrú —clic aquí para adquirir el libro en Amazon– hace que la realidad exterior a los personajes proyecte sus esencialidades...
  • En palabras de Juan Calero   Juan Calero Rodríguez es poeta y promotor cultural. Nació en Guanajay, Cuba y vive en La Palma, Canarias, España. Estudió Ingeniería Industrial, Delineación Mecánica y Delineación Arquitectónica. Ha publicado...

Una entrevista a Luis Thonis

Una entrevista a Luis Thonis
Junio 20
14:43 2016

para Luis Thonis, que ahora mora a la sombra del Omnipotente

Con motivo de la publicación por parte de Editores Argentinos de la obra A la sombra del mar. Jornadas cubanas con Reinaldo Arenas, del escritor cubano exiliado Juan Abreu, entrevistamos hace dos meses al escritor argentino Luis Thonis, quien acaba de fallecer este domingo, Día de los Padres y era, es, uno de los autores de dicha editorial y, además, un admirador y estudioso de la literatura cubana.

Thonis había publicado los poemarios Siglo de manos (I987), Eunoe (1991); y Cuerpos inéditos (relatos y poemas, 1995), Estado y ficción en Juan B. Alberdi (ensayo, 2000), No vienen avispas (poesía, 2012), Milagro infame (relatos, 2012), Viento Agrio (novela, 2014) y recientemente Micoficciones (relatos, 2016). Escribió ensayos para diversas revistas y sus reflexiones se encuentran en el blog Libros peligrosos.

Con motivo de la publicación en Argentina de A la sombra del mar, Thonis concedió la siguiente entrevista en exclusiva al también escritor Armando de Armas:

AA. ¿Se conoce en Argentina la literatura de escritores cubanos del exilio, digamos, de Guillermo Cabrera Infante, Zoé Valdés, Reinaldo Arenas, Lino Novas Calvo o Juan Abreu?

LT. En la Argentina no hay muchos lectores individuales. Se podría decir que la lectura es grupal: un autor nuevo comienza a ser leído y si es publicado en revistas o suplementos literarios puede convertirse en muy leído y hasta una celebridad. Cuantitativamente creo que la más leída es Zoé Valdés, que conozco por su labor periodística. Arenas y Abreu tienen lectores individuales. Arenas es un hueso duro de roer porque tiene una dimensión universal: leer Antes que anochezca –que sucede en unos de los campos de detención descritos por Armando Valladares– o el Color del verano, una versión satírica del mismo tema que presenta a la isla como un vasto gulag, afecta directamente a la idolatría de la revolución cubana que en la Argentina es sostenida por décadas. Y Abreu en Cinco cervezas escribe un libro sobre lo que es el “ciudadano” cubano actual, apenas si un guiñapo aplastado por la Seguridad del Estado. Estas novelas exceden lo ideológico y dan cuenta del sujeto espectral que produjo la dictadura castrista, donde se ha perdido toda noción de libertad. Abreu presenta al verdadero Che, destroza la imagen del Che que ha sido un culto en la Argentina, pero, como Arenas, también es implacable con cierto tipo de cubanos que viven en Miami y se vuelven cholulos (una mezcla de ingenuo y estúpido), norteamericanos sin dejar de ser castristas y la resultante es un engendro grotesco.

AA. ¿Piensa que la publicación por Editores Argentinos de A la sombra del mar: Jornadas cubanas con Reinado Arenas, arroja luz sobre esos escritores isleños que se han visto obligados a crear en las siempre difíciles circunstancias del exilio?

LT. Seguramente sí. No puedo responder por la cultura argentina, que está embrutecida por la ideología. Cuando vino la democracia en 1983 con otros dos amigos planteábamos que era hora de hablar del destino de la revolución cubana. Ni siquiera contaba la complicidad de Castro con la dictadura argentina, que traicionó a los que dieron la vida por él, que evidenciaba el abrazo final de Castro con el canciller argentino Costa Méndez luego de Malvinas. ¿Dónde está la oposición en Cuba? , se preguntaba el gran pensador de izquierda Claude Lefort. Y concluía que había sido exterminada. Tampoco Lefort ni (Cornelius) Castoriadis, que consideraba el marxismo leninismo la ideología más criminal de la historia, eran leídos. Yo quise escribir sobre Retrato de familia con Fidel, de Carlos Franqui, y me dijeron no hay que ser gusano, para intimidarme. El culto a Cuba como un paraíso de derechos humanos a partir de cierto momento fue un negocio sórdido que suponía viajar a la isla, recibir becas de universidades yanquis y tener prestigio de bienpensante. Las mismas Hebe de Bonafini y Estela de Carlotto desfilaron ante Castro, que “nunca” violó los derechos humanos pese a que sus víctimas superan las ciento cincuenta mil. Tomando su propio lenguaje, serían cómplices de genocidio.

AA. ¿Por qué piensa que los escritores exiliados de dictaduras de derecha suelen ser vistos con una simpatía que se les niega a escritores exiliados de dictaduras de izquierda?

LT. A un escritor sólo debería exigírsele la entrega a su obra, de hecho es algo que el escritor desea, sin que le pidan opiniones políticas, si no se hubiera dedicado a la política. Pero resulta que la política, en su peor versión, se mete con los escritores. Los cubanos exiliados son por su propia existencia “objeciones” a un supuesto discurso de la Historia. Pero hay otras historias: son perseguidos en el interior de los sistemas totalitarios y repudiados desde afuera. Basta ver la recepción que tuvo Arthur Koestler en París por parte de Sartre y Beavouir: la difamación por traer malas noticias de la Historia. Lo mismo escritores cubanos en las universidades yanquis de humanidades que son estalinistas y recibían con laureles a charlatanes tercermundistas —no pocos argentinos— y no lo dejaron enseñar a un Lorenzo García Vega, que tuvo que ganarse la vida en un supermercado. Cuando vino la democracia en el 83, la universidad se organizó a imagen y semejanza de las universidades norteamericanas y no se dio a leer un solo libro que valiera la pena, algo que posteriormente dará lugar al kirchnerismo, que siguió hasta que pudo la línea del castrismo venezolano. Ilustres profesoras aquí todavía dicen que el comunismo educó a los pueblos del Este, pasando por alto a las Stasi. Y no se leyó a Simón Leys, quien dijo que el totalitarismo es la negación de la historia.

Sobre el autor

Armando de Armas

Armando de Armas

Armando de Armas (Santa Clara, 1958). Escritor y periodista. Ha publicado, entre otros libros, las colecciones de relatos “Mala jugada” (Miami, 1996) y “Carga de la caballería” (Miami, 2006), la novela “La Tabla” y el libro de ensayos “Mitos del antiexilio”, traducido al italiano por el sello Spirali. Su último título publicado, “Caballeros en el tiempo”, fue editado por Atmósfera Literaria en Madrid. Es vicepresidente del PEN-CLUB de Escritores Cubanos en el Exilio (Capítulo del PEN Internacional de Londres). Reside en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más
  Félix Luis Viera

Un loco sí puede (fragmento)

Félix Luis Viera

                                                            25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez

1 comentario Leer más
  María Eugenia Caseiro

El presentador

María Eugenia Caseiro

A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami