Neo Club Press Miami FL

Una Esquina muy caliente con Juan Carlos Recio

Una Esquina muy caliente con Juan Carlos Recio

Una Esquina muy caliente con Juan Carlos Recio
octubre 06
01:56 2013

Hace nueve años resido en Miami y confieso que nunca antes había presenciado, en el marco de una tertulia literaria, un debate tan encendido y agudo como el desarrollado el pasado viernes 4 de octubre en La Otra Esquina de las Palabras, a propósito de la lectura brindada por el escritor Juan Carlos Recio.

Fue para alquilar balcones. Sin pretender obviar la calidad de los textos presentados por el invitado, cuyo talento narrativo sorprendió agradablemente a todos, cabe decir que su condición de poeta recientemente publicado en Cuba y, al mismo tiempo, su historia como opositor en la segunda mitad de los años noventa en la Isla, provocó un acalorado intercambio en el que, estoy seguro, varios de los creadores de Miami que hasta ahora se habían mantenido al margen del debate público “se sacaron todo lo que tenían dentro” (y las comillas aquí no relativizan el lugar común, sino que lo acentúan).

Nada presagiaba la tormenta

Nada presagiaba la tormenta

El poeta Juan Carlos Valls comenzó con algunas apreciaciones que matizó Recio. Enseguida, la sesión de preguntas y respuestas desembocó en un torbellino de intervenciones espontáneas, eléctricas, en el que se intercalaron el humor, la vehemencia e incluso la ira. De pronto, los presentes se sorprendieron asistiendo a un desfile de tribunos que se apoderaban del micrófono cada dos por tres. Allí se enfrentaron dialécticamente, desde diversos ángulos y aproximaciones, los ya mencionados Recio y Valls, más Joaquín Gálvez, Efraín Riverón, Kiko Arocha, Alejandro Fonseca, Ángel Velázquez Callejas, Armando de Armas, Denis Fortún, Joaquín Badajoz, Gumersindo Pacheco, Víctor Antonio Cobas y un no menor etcétera.

Juan Carlos Recio el día después

Juan Carlos Recio el día después

Porque, también sea dicho, el balance numérico entre quienes critican el intercambio cultural manipulado por la oficialidad –me incluyo— y quienes lo ven como una oportunidad para influir aperturistamente en esa oficialidad y/o sus representantes, o simplemente para saltarse la censura y llegar al cubano de a pie, fue casi perfecto en La Otra Esquina de las Palabras.

Una tertulia –la del 4 de octubre de 2013– que, sospecho, marcará a fuego el debate sobre el falso intercambio en Miami. Felizmente, la mayoría de las intervenciones quedaron registradas en cámara.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Juan C Recio
    Juan C Recio octubre 06, 07:34

    Agradezco a cada persona que intervino en las no coincidencias y en los lados favorables para mi es dejar el juego absurdo del censor que nos entretiene en un resultado siempre a favor de quedarnos callados de auto censurarnos. Me parece muy inteligente usar una herramienta
    civilizada como es disentir de la palabra y de las
    acciones o pensamientos tanto de amigos o de contrarios si lo fueran. Eso es descubanizarse, que no es dejar nuestra raíz o renegar del lugar de nacimiento, se trata de que lo común es no respetar tu propia obra cuando en una gran mayoría dentro y fuera no se es coherente a la hora de coincidir que dices que piensas y como actúas. La libertad de ser dentro y fuera consecuente con ello tiene s veces un camino sobre la crítica que puede ser desfavorable. La opinión del otro importa siempre que la mía pueda rebatirla, y que debatir sin censura y hacer con tu libertad personal (si la tienes realmente conquistada) hacer de ella un merecimiento creíble. Estamos en el post miedo que ya no debe justificarnos y mostrarse tal cual uno es con todos sus defectos y virtudes y sin miedo al que pensaran o al censor, es digno, es un deber que sostiene tu obra, no para decir que nos han manipulado sino para que entremos a defender las consecuencias que sean en nuestro derecho a la diversidad, la pluralidad y lo que creamos sea nuestra estrategia para dialogar o disentir. Admiro a cada uno de mis amigos y los que pude conocer porque pude presenciar que no era un guión escrito, cada uno pudo expresarse y nadie fue obligado ni por chantaje emocional ni otras circunstancias al silencio. Gracias, me llevo una grata impresión de La otra Esquina de las palabras y de Miami como capital del exilio cubano.

  2. berenjenal
    berenjenal octubre 06, 09:09

    falta señalar al de la galleta y el otro que terminó en el hospital

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami