Neo Club Press Miami FL

Una noche en La Cascada de Miami

Una noche en La Cascada de Miami

abril 18
05:00 2011

8965El boca a boca miamense refiere que si eres recién llegado, relativamente joven y moderadamente atractivo, puedes probar suerte en La Cascada (7140 SW y Calle Ocho). El Nuevo Herald lo anuncia como “la tradición bailable de Miami. Música en vivo todos los días con Larry López y el Dúo Sensación Latina”. Más conocido por el sobrenombre de “Palacio de las Arrugas” –en la cruel tradición del choteo cubano—, este comedor, en las noches transfigurado en Nigth Club, suele acoger a señoras maduras lo suficientemente animosas como para complicarse la vida con jóvenes balseros todavía marcados por el salitre del Golfo (dicen las malas lenguas).

Una noche, cuando apenas llevaba tres meses en la ciudad, y empujado por la insistencia de un conocido escritor local –soy rigurosamente sincero, no intento ni de lejos justificarme—, me dirigí en su compañía “al Palacio”. Podíamos divertirnos, incluso, hasta correr el riesgo de volvernos sádicos. Eso intuía cuando ya en la puerta, y a punto de penetrar el local, el portero nos exigió el correspondiente peaje. Veinte dólares contantes y sonantes, si mal no recuerdo. Lo que sí recuerdo bien es que en ese preciso instante pegué la media vuelta, indignado ante la posibilidad de pagar en lugar de ser pagado.

Amago de ridículo que acabó sin empezar. Jinetero in extremis que se coge el culo con la puerta. ¿Pero quién no ha oído hablar en Miami del Palacio de las Arrugas?

Sobre el autor

Carlos Scholkow

Carlos Scholkow

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Francisco fumero
    Francisco fumero diciembre 08, 07:22

    Quisiera ir me gustaria.mas me da pena.alguien me ayuda?

    Reply to this comment

Escriba un comentario

el Instituto la Rosa Blanca entrega tercer premio “Juana Gros de Olea”. enero 28, 2017:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Francisco Alemán de las Casas

La huérfana

Francisco Alemán de las Casas

                Cuando niña fui un poco más huérfana que ahora tuve que recuerde nueve padres sucesivos en dos años También una madre de

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Cuatro fases del sueño

Manuel Gayol Mecías

  En el sueño, por mi propia experiencia de soñador, hay una transfiguración narrativa y otra poética. Y en la primera, que va desde la duermevela y la región Alfa

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Alucinaciones

Jorge Olivera Castillo

                Un ilustre representante del proletariado me pregunta si lo que se mece en sus pupilas es un puente de plata Le advierto

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami