Neo Club Press Miami FL

Una piedra en el camino

Una piedra en el camino

Una piedra en el camino
noviembre 28
00:01 2013

Hace más de un millón de años nuestros antepasados descubrieron el fuego. Se cree que luego de uno de esos incendios forestales que incluso hoy en día se producen de manera natural, tras la caída de un rayo, ocurrió el milagro. El hombre primitivo, hostigado por el frío del norte de Europa, dedujo que el calor que emanaba de aquel incendio podía calentarlo en las noches inhóspitas de su caverna, o a cielo raso. Y tomó una ramita ardiendo a manera de antorcha, seguramente. El resto es historia.

El dominio del fuego transformó notablemente la dieta de aquellos antepasados nuestros, y extendió sus horas productivas. Además, con el fuego el hombre primitivo comenzó a dominar a las grandes fieras, se hizo más consciente del tremendo poder de su imaginación.

No obstante, no puede decirse que el hombre dominó el fuego mientras no pudo producirlo. Fue preciso que golpeara una piedra contra otra para que brotaran chispas, y con ellas la llama que da vida. ¡Había inventado el fuego! Las variedades más comunes de piedras para sacar chispas son el sílex, el cuarzo y la calcedonia, que deben golpearse contra marcasita o pirita, tipos de piedras que funcionan como “eslabón”.

El fuego, la escritura y la rueda, pueden considerarse los tres grandes pilares de nuestra civilización. Pero, ¿y la piedra? La humilde piedra, la olvidada, a la que nadie menciona, la que obstruye los caminos. Y sin embargo, fue gracias a ella que el hombre logró producir fuego, y conquistar el futuro.

Una piedra es tan importante como un cohete o un IPhone. Que lance la primera piedra quien no haya despreciado una piedra. Pero una piedra cambió la historia de la humanidad.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Antonio S. Rubio

Antonio S. Rubio

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Radio Viva 24

Trasladar la embajada americana a Jerusalén contribuye a la paz – por Carlos A. Montaner

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Juan Carlos Recio

Sonámbulo

Juan Carlos Recio

                  Si fuera el enemigo al que le quebré su corazón cuando lo resucitaba de su propia violencia. Si pudiera mirar en

Leer más
  Manuel Vázquez Portal

Celda número cero (XIX)

Manuel Vázquez Portal

                  Yo asesiné en París a una muchacha, le recité a Verlaine, la llevé a Montparnase, ella creyó que estaba ingrávida en

Leer más
  Armando Añel

El poeta está de guardia

Armando Añel

La irreverencia de la perspectiva y el lenguaje, narrativa lúdica donde la forma cabalga el contenido y ambos desembocan vertiginosamente en la anécdota, caracteriza a El guardián en la batalla,

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami