Neo Club Press Miami FL

Una poesía de la honestidad

Una poesía de la honestidad

Una poesía de la honestidad
Agosto 07
01:30 2015

 

La máxima del poeta chileno Nicanor Parra que afirma “Poesía es todo lo que se mueve y el resto es prosa”, parece definir con gracia a Francisco Alemán de las Casas, escritor cubano y creador del poemario Agorafobia, que he tenido el gusto de presentar en el marco del festival VISTA de literatura independiente.

De las Casas, cual pequeño Dios, como definiera Huidobro a los poetas, nos lega estos versos brutales e intimistas, reveladores de una cotidianidad que es atisbada desde el temor y el dolor de la nostalgia. Es su propio panóptico de Bentham, desde donde escudriña cada rincón de su propia alma, de su propio ser.

La autenticidad, sin poses, sin dobleces, honesta sobre todas las cosas (como debe de ser la verdadera poesía), de esta obra sorprendente y vital, revela a un poeta que, ceño en alto y mirada al infinito, se mantiene de pie ante las tormentas de Dios, al decir de Holderlin.

“Te coseré las pestañas con alambre de cobre al rojo vivo”, grita el poeta desgarradoramente, y su discurso es auténtico, vivaz, brota desde un alma torturada. De las Casas, sin dudas, ha descubierto el secreto de constituirse en ser desde la mismísima palabra. Y comienza a construir, como predijera Heidegger en su descreimiento de la poesía moderna, su habitación en la tierra.

“Un día, por decreto de la ciencia me nombrará dinosaurio”, dice el poeta. Inquietud biológica que se traduce en carne. Un poemario, en fin, de profundas inquietudes antropológicas. Y es que De las Casas es un juglar de la fisiología y los tormentos. Quien busque sosiego en esta obra, perderá el tiempo. Porque Agorafobia es el Frankenstein de Mary Shelley, construido a retazos en la geografía asesina de Santiago, entre el smog y las montañas de los Andes, escarbando más allá del corazón de quien escribe.

Francisco Alemán de las Casas posee una voz propia, lo cual ya es mucho en este universo saturado de poetas y pseudo poetas. Ha logrado no aburrir, ha logrado dotar a su escritura de una lírica reconocible, sin concesiones y sin poses. Su quehacer nace desde la honestidad.

En “Hombre que mira sobre el agua a una mujer borracha”, por ejemplo, es posible vislumbrar belleza y humor mordaz a un mismo tiempo, combinación que solo puede ser concebida desde la humildad del buen hacer. Belleza y humor. Humor y belleza. No cualquier poeta lo puede conseguir.

“loca por quemarse el ombligo
con los fermentos del costoso queso francés
que ha puesto para él sobre la mesa.
Que copularía
–comenta-
hasta con los bacilos lácteos del queso
de no ser porque el maldito chat
trae de vuelta a la mujer de azul”.

En un poema de ruptura, excelente, como “Salvoconducto”, donde métrica y dolor se desplazan con la naturalidad de la vida que palpita, De las Casas convierte su llanto en mar serena y óleo, y dice:

Tu playa
de pronto se hizo chica.
La barca donde vivo,
un trozo de madera. Que ni flota
ni cobija
ni sostiene mis piernas
mientras lanzo la tarraya
que de vuelta
confunde comida
con plásticos,
latas vacías,
peces muertos de hipoxia,
e intoxicación por plomo.

La “tarraya”, un vocablo que no escuchaba quizás desde mi niñez cuando vacacionaba en casa de mis tíos en Punta Alegre, pueblo de pescadores en la costa Norte de Ciego de Ávila. ¡Qué maravilla de poema! ¡Qué perfecto equilibrio entre muerte, delirio y placidez!

Alemán de las Casas también es ducho en el humor más puro. Es una válvula de escape que impide, solo a medias, que sus páginas se tiñan con su sangre o con la sangre de cualquiera. En su “Test de Rorschach”, nos dice: “Necesito que me parta un rayo que me arrolle un tren me ponga la bemba como una sartén. Necesito un corrientazo en la cabeza si es alto voltaje me sirve cualquiera: la 220 la 440 o la 33 mil”

Y es que Agorafobia no se trata de engranar palabra tras palabra, frase tras frase, por el mero hecho de que la música trascienda. De las Casas evita el metalenguaje tan común de la poesía pretenciosa y fatua que se cocina desde antaño y se concentra en regalar un trozo de su alma. La capacidad exponencial de Francisco es notable. “El agua, sabia como es, se traga la miseria de los hombres y escupe cada tanto sus huesos carcomidos para que la gente pobre fabrique con ellos peinetas y botones”.

Desde la tristísima “La Puta de San Antonio”, pasando por la serie de Fractales y desembocando en esos curiosísimos Clonazepan, este poemario de Francisco, no el Papa sino el poeta, es un canto a la vida desde las sombras, desde la cuasi locura que cargamos, muchas veces sin saberlo, la mayoría de los hombres. Solo que en este caso el poeta, ducho en reconocerse y explorarse, lo hace llegar de la manera más sabia que se pueda sospechar.

Y es notable en la poesía de Alemán ese afán por el fin y lo incorrupto, por el estallido final que limpie lo vivido, por el renacer de las almas y los tiempos. Es un ejercicio de revival perpetuo, de purificación y recomienzo.

“… penitente lastimero masoquista entrenado por el canto del verdugo que no duerme saldré a buscar el botón de mi camisa la cruz de mis zapatos el remiendo de mi cara”

Alemán de las Casas siempre deja una ventana a la esperanza, a la lucha diaria, al devenir de lo sacrílego o de la unción, aunque sea imposible hablar de positivismo en estos versos tristes y locuaces. Es la antropología brutal de la que hablaba.

Sobre el autor

Rafael Piñeiro López

Rafael Piñeiro López

Rafael Piñeiro López, escritor y poeta, es Doctor en Medicina por el Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana (1994) y Médico Cirujano por la Universidad de Chile (1998). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Además, es Diplomado en Gestión Pública y Medios de Comunicación (Universidad de Chile), Diplomado en Moral y Espiritualidad (Universidad Católica de Chile), Diplomado en Políticas: Desarrollo y Pobreza (Universidad Católica de Chile) y Diplomado en Responsabilidad Social. (Universidad Católica de Chile). Reside en Miami.

Artículos relacionados

9 comentarios

  1. Ana Gloria
    Ana Gloria Agosto 07, 22:01

    Quisiera saber si el libro ya está en Amazon o en alguna tienda virtual.
    El artículo sobre el libro me encantó está muy bueno.

    Reply to this comment
  2. FELIX
    FELIX Agosto 11, 20:14

    FELICITACIONES POR TAN BUENA PRESENTACIÓN Y POR UN LIBRO GENIAL, QUE LO ES.

    Reply to this comment
  3. Alias Guan
    Alias Guan Noviembre 30, 15:56

    hay que reconocer que estamos ante el mejor poeta de Miami en estos momentos como bien afirma Piñeiro cuando observa: ¡Qué maravilla de poeta! ¡Qué perfecto equilibrio entre muerte, delirio y placidez!

    Reply to this comment
  4. Alfredo
    Alfredo Diciembre 01, 16:40

    Me preguntó por qué no vemos más a menudo a Alemán de las Casas en más tertulias de Miami.
    Estoy de acuerdo con Alias Guan en que Alemán es hoy por hoy la única voz auténtica de la poesía en la ciudad.
    Espero comprar su novela y que sea tan bueno en narrativa como en poesía. Los que ya la han leído dices que es buenísima.

    Reply to this comment
  5. Alberto
    Alberto Diciembre 01, 18:56

    El libro es excelente y está en Amazón.
    Felicitaciones a Rafael y a Francisco, al primero por describirlo con tanta exactitud. Al segundo por ser un portazo que no va por la vida en plan diva. Es un gusto tratarlo y conversar con el, no sólo por su sencillez, sino por su finísima sentido del humor.

    Reply to this comment
  6. arafr39
    arafr39 Diciembre 01, 22:49

    Cierto,un poeta que sabe conjugar la excelente narrativs con el humor fresco e inteligente, los invito a comprae esta novela diferente, atrevida, excelent en Amazon, gracias a Rafael Piñeiro por su magnifica exposición

    Reply to this comment
  7. Luisita
    Luisita Diciembre 02, 08:56

    Frank es un hombre de radio con un talento impresionante. Lo conozco como actor, guionista, director, locutor y escritor. Como sea hace un trabajo excepcional, es una persona que no ha cambiado con los años y que cada vez escribe mejor. Es un hombre bueno de alma, amigo de sus amigos, todo un caballero. No podré ir a al lanzamiento de su novela por favor publiquen la página donde la venden cuando esté en amazon u otra página.
    Dios lo bendiga.

    Reply to this comment
  8. Peter
    Peter Agosto 07, 22:59

    ¿ Bajo qué sello editorial salió el libro o es autopublicado? Pues es raro que el presentador no mecionara ese detalle

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más
  Félix Luis Viera

Un loco sí puede (fragmento)

Félix Luis Viera

                                                            25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez

1 comentario Leer más
  María Eugenia Caseiro

El presentador

María Eugenia Caseiro

A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami