Neo Club Press Miami FL

Unos amigos se van

Unos amigos se van

Unos amigos se van
Marzo 13
05:07 2015

Toma tu mula, tu hembra y tu arreo…

JMS

Se van, unos amigos.

Como si fuera poco, son además buenos amigos.

Él, un uruguayo recio, más italiano que español, repleto de ideas y sueños, con un cáustico sentido del humor y una tabla de surf tras la puerta.

Ella, una vasca etérea, más hippie que española, dueña de todas las palabras amables, de risa fácil y sonrisa transparente.

La hija, con la extraña mirada amarilla del padre, el alma de mariposa de la madre, sentada en posición de loto en una roca del Central Park; el hijo, fornido, con los ojos asombrados de la madre, la natural audacia del padre, volando en una patineta por senderos y cuestas. Y mi hijo con ellos.

Andariegos, inquietos: de España a Canarias, luego a Italia, Nicaragua, Costa Rica, Estados Unidos, Nueva York, Williamsburg, Manhattan. Y ahora de nuevo a España, al País Vasco, al mar.

Nueva York, pues hizo con ellos lo que con todos: los dejó arrimarse a una de sus tetas, y entonces les lanzó un mordisco.

Atrapados entre la imperiosa necesidad de mamar, y los dientes de la perra más puta y deliciosa que haya, mis amigos echaron su pelea; quizás la perdieron, o se cansaron, o simplemente es su momento de seguir viaje; a ciencia cierta, no lo sé, y ni siquiera es importante. Sólo sé que se van.

Nos dejan un par de montones de tardes de playa y museos, largos días de paseos atropellados, y algunas –demasiado pocas– noches de vinos, carnes, quesos, tortillas vascas, mollejas (mochejas, ¿mollejas?, sí, mochejas…); sabrosas veladas de historias delirantes, y risas hasta el amanecer.

Se llevan, pues, todo lo demás.

Se marchan entonces mis amigos; quizás lo único que podemos regalarles es toda la suerte, para que los ampare en su regreso al camino.

Y un abrazo. Un gran abrazo, para irnos un poco con ellos, con mis amigos, que se van.

(…) y busca otra luna

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Alex Heny

Alex Heny

Habanero, hijo, padre, cubano, emigrante, escribidor. En ese orden, más o menos. Heny tiene esposa, tres hijos, un doctorado en Ingeniería y Ciencia de Materiales, y una gran disposición a opinar sin que se le pregunte. Actualmente vive con su familia en Long Island, Nueva York, ciudad donde edita el blog http://havaneroenny.blogspot.com/

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Venezuela y la OEA. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Nicanor Parra

No creo en la vía pacífica

Nicanor Parra

                    No creo en la vía violenta me gustaría creer en algo —pero no creo creer es creer en Dios lo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Sangra tu mirada bajo el caballo

Rafael Vilches

a Guillermo                   Sangra tu mirada bajo el caballo, roto el hígado tras una canción de Serrat no has de hacerle swing

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Los animales políticos de Reinaldo Arenas

José Hugo Fernández

Se cuenta que Pitágoras rechazaba comer carne porque veía en los animales posibles reencarnaciones de sus amigos muertos. Es un escrúpulo encomiable siempre que uno esté convencido de que en

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami