Neo Club Press Miami FL

Valeria Lukyanova, el as en la manga de Vladimir Putin

Valeria Lukyanova, el as en la manga de Vladimir Putin

Valeria Lukyanova, el as en la manga de Vladimir Putin
marzo 09
07:36 2014

Ucrania está de moda, y Valeria Lukyanova también. ¿Pero existe verdaderamente Valeria Lukyanova? Remedo aquí el título del célebre cuento de Stanislaw Lem, ¿Existe verdaderamente Mister Smith?, para introducir lo que a todas luces constituye uno de los grandes enigmas del siglo XXI, la existencia de esta muñeca de carne humana, si la aceptamos literalmente, o de cera o de goma si nos ponemos suspicaces. ¿De dónde rayos salió Valeria Lukyanova?

Las diversas versiones sobre el nacimiento y la vida de Valeria son probablemente apócrifas, pues en realidad la llamada “Barbie Ucraniana” no es más que una trama mediática interesadamente lanzada al ciberespacio por el régimen de Vladimir Putin para desestabilizar lo que el Kremlin ha llamado “guerra diversionista de Hollywood”. Es la teoría del analista canadiense Peter Kilover. Para Putin, Hollywood no sería más que una empresa al servicio de la CIA y el Pentágono, una especie de caballo de Troya, siempre según Kilover. En este sentido, la Lukyanova actuaría como una suerte de espía infiltrada al interior del caballo para desestabilizar y dividir. O, más sencillamente, para transmitir información clave a la Madre Rusia sobre las tácticas diversionistas de la industria occidental del oropel.

valeria-lukyanova_0El propio mensaje de la Barbie constituye un velado ataque –de hecho, a veces no tan velado– a la sociedad de consumo que tiene a Estados Unidos como cabeza de playa, Y si no, véase una de sus recientes declaraciones: “Mis seguidores absorben de mí las mejores características. Ellos dejan de beber alcohol, fumar cigarrillos, comer carne y pescado. Mis seguidores son gente que piensa. Ellos no son presa del entretenimiento fatuo y la vida nocturna, ni se involucran en el libertinaje”.

“En las últimas semanas no he tenido hambre en absoluto, estoy esperando una última etapa antes de que pueda subsistir de aire y luz”, declaró esta semana la Lukyanova a la revista International Business Times. Precisamente la meta del comunismo internacional en los últimos cien años: Mantener al pueblo a base de tajadas de aire.

En cualquier caso, frente a la supuesta inexistencia de Lukyanova (que si verdaderamente existe podría diluirse muy pronto en el aire del que se “alimenta”) nos queda la supuesta existencia de Anastasiya Shpagina, de quien se dice que con solo 20 años ha adelgazado más de 40 kilos y se ha sacado dos costillas para convertirse en la encarnación de un personaje de manga. Seguiremos informando.

Sobre el autor

Selena Dimania

Selena Dimania

Selena Dimania nació en Caracas, Venezuela, en 1972. Es escritora, productora, locutora de radio y animadora cultural. En 2009 su libro "75 razones para estar de juerga" fue censurado por el chavismo, tras lo cual se exilió en Estados Unidos. En Amazon, su biografía sobre Lady Gaga ha sido un éxito de ventas. Actualmente reside en San Francisco, California.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami