Neo Club Press Miami FL

Vetero Club: La serpiente de Jaya Lea

Vetero Club: La serpiente de Jaya Lea

Vetero Club: La serpiente de Jaya Lea
junio 14
07:07 2015

La tenue luz artificial de la bóveda oculta del Museo Británico disimulaba a duras penas la turbación de Inga, quien sentía unas ganas tremendas de matar. Sus ojos desorbitados no se apartaban de la reliquia que sostenía la doctora Pestillo, aunque hacía esfuerzos por serenarse. “En ciertas circunstancias todos podemos ser homicidas”, pensó.

“Esta joya en forma de sierpe de dos cabezas es una representación de lo que ha llegado a nosotros como la amfisbena, que en griego significa “ambos lados”, explicó Antonina Pestillo.

“Estamos ante una copia micénica de una pieza muy antigua encontrada en el siglo XIX, y hoy desparecida, en el monte Jaya, o pirámide de Carstensz, la montaña insular más alta del mundo, en Oceanía, y el punto más elevado entre el Himalaya y los Andes, lo que conforma una trilogía de carácter místico. Ya se sabe que la montaña es símbolo de Dios porque Dios vive en las alturas. Jaya es conocida como La Montaña Cerrada porque el acceso a ella es muy restringido.

“Jaya, además, en sánscrito quiere decir victoria, y Jaya se llama al núcleo central del Mahābhārata, la epopeya más larga y probablemente antigua del mundo, cuya tradición épica es la clave del hinduismo, el único sistema religioso del mundo clásico que se ha conservado vivo hasta nuestros días. Hay demasiadas referencias al brazalete en ese libro. Algunas teorías dicen que todo él es una alegoría del brazalete”.

Absorta en su erudición, la doctora Pestillo casi no notaba la desazón de Inga, quien al fin había conseguido serenarse un poco.

-¿Y qué hacía una joya de ese tipo en un lugar tan apartado? –alcanzó a preguntar.

-Los arqueólogos han tenido acceso casi nulo a la montaña, un área de frecuentes terremotos y catástrofes desde tiempos inmemoriales cuando, según las evidencias, hubo allí asentamientos humanos de una cultura sofisticada. Dicen las leyendas que allí habitó una civilización perdida. Pero el hallazgo de la alhaja está envuelto en el misterio.

“La joya encontrada en Jaya, además, es idéntica a otra que supuestamente perteneció a la dote de Lea o Lía, según el Génesis la primera esposa de Jacob y madre de seis de los hijos de éste, Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar y Zabulón, a los que se atribuye el origen de seis de las doce tribus de Israel.

“Esta reliquia, que ha sido vista por muy pocas personas, es una copia clásica de la conocida modernamente como la Amfisbena de Jaya Lea, el emblema de una especie de logia, o sociedad secreta, que alguna vez habría existido y que hoy se le conocería con el nombre de Vetero Club”.

Inga intentó sostener la pieza, pero desistió. Creía comenzar a recordar el origen de sus alucinaciones. Aquel monograma. “Lo que me sorprende es la recurrencia del símbolo de la serpiente de las dos cabezas, su persistencia a través del tiempo, en sitios tan distantes, entre culturas que no tuvieron contacto…”.

Pestillo la cortó en seco, miró el reloj y devolvió el tesoro a su urna. “Sobre ese tema quien mejor puede hablarle es un escribidor de éxito que publica novelas populares, literatura de playa, pero llena de referencias arcanas, toda una suerte de código secreto para iniciados.

“Se puede decir que sus libros poseen dos niveles, o cabezas; siempre comienzan y terminan con una mordedura, y que más allá de sus intrigas superficiales contienen puertas cerradas con siete llaves. Un sustrato de algo… inasible para el hombre común. Él vive lejos; en Miami. Pero yo podría conseguirle el teléfono de Josán Cavalleiro a través de la editorial en Londres que tiene los derechos…”.

-Cavalleiro está desaparecido. Lo acabo de leer en la prensa.

-En ese caso puedo conseguirle la dirección de otra persona que sabe mucho de esos temas y no tendría que salir del país. Pero ese sujeto, que estuvo internado en un manicomio hasta hace poco, no recibe visitantes.

“Y hay otro problema: él dice venir de una isla que sufrió un cataclismo. Su existencia está rodeada de misterio.

“Estará loco, pero de que sabe el hombre, sabe”.

——————————————

http://neoclubpress.com/vetero-club-pistis-sophia

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Rolando Aniceto

Rolando Aniceto

Rolando Aniceto es graduado de Periodismo de la Universidad de La Habana. Además de en Cuba, ha trabajado en medios de prensa de Venezuela, Estados Unidos y Reino Unido. Durante doce años se desempeñó como productor de la BBC de Londres, ciudad en la que reside. Sus relatos y textos han aparecido en los últimos cinco años en medios digitales de varios países.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

El comentario de Carlos Alberto Montaner. Por qué fracasará la Constituyente de Maduro:

Cuba y su Historia: José A. Albertini entrevista a José Abreu Felippe:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Rebeca Ulloa

El dulce del frasco

Rebeca Ulloa

¡Qué susto! Tres de la madrugada y aquel teléfono timbra que timbra. En un segundo pensé diez mil cosas y ninguna buena, por cierto. Un sí, seco y adormilado del

0 comentario Leer más
  Ana Ajmátova

La mujer de Lot

Ana Ajmátova

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una

0 comentario Leer más
  Waldo Díaz-Balart

La mente consciente: el misterio como creación

Waldo Díaz-Balart

Que te baste saber que todo es un misterio: La creación y el destino del Universo y tú. Sonríe, pues, ante ellos. No sabrás nada más cuando hayas franqueado las

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami