Neo Club Press Miami FL

Vetero Club: Pistis Sophía

Vetero Club: Pistis Sophía

Vetero Club: Pistis Sophía
junio 01
20:22 2015

Consideró matarse, pero en lugar de hacerlo compró un pasaje Copenhague-Londres. Se dejó arrastrar por una multitud de todos los confines y emergió de la boca de la estación del metro de King Cross absorta en sus ideas, tratando de olvidar aquella que la obsesionaba hasta el punto de considerar matarse.

Deseaba andar unos minutos antes de llegar a su destino. Alcanzó Judd Street, ordenó un café en una pequeña pastelería francesa con falso aire rococó mientras su mirada recorría los titulares del Times y se detenía en uno de ellos: “Desaparecido escritor de éxito en Nueva York”. Dio un respingo.

Jasón Cavalleiro solía escribir bestsellers ocultistas llenos de simbología arcana. Acarició el lomo del libro de él que llevaba en el bolso, “Pistis Sophía”. Siguió su camino hasta dar con la mole neoclásica del Museo Británico y entrar en ella. Le había vuelto la ansiedad que la desesperaba; la idea fija que la había traído hasta este sitio.

“¿Doctora Pestillo? Soy Inga”, le extendió la mano a la mujer que tenía delante. Había concertado una cita con ella a través de un investigador danés experto en civilizaciones perdidas y pese a todo pronóstico Antonina Pestillo accedió a hablar con ella. La condujo a una recámara subterránea del museo. “Por seguridad”. Cerró la puerta. Caminaron por un pasillo e introdujo una clave en otra puerta. Otro corredor. Se dirigieron a una bóveda secreta.

“La serpiente bicéfala”, empezó la doctora. “El denominador biserpentino ha sido objeto de estudios y toda suerte de conjeturas”. Pestillo tenía un marcado acento del norte de España y un cabello oscuro recogido, aunque largo como de virgen de pueblo. Inga redobló la atención. “En Mesopotamia se adoraba a Ningishzida, una serpiente bicéfala.

“En la Biblia, cuando el pueblo judío fue atacado por serpientes, Moisés mandó erigir una serpiente salvadora de bronce como le ordenó Yahev. Vemos ahí una dualidad: muerte y salvación. Las dos cabezas”.

Inga se atrevió a interrumpir: “Con respecto al mundo antiguo, se dice que Cleopatra llevaba un áspid en el tocado y murió por la mordedura de uno ellos, porque sólo un dios podía matar a una reina”.

“Exacto”, le contestó la española juntando las manos como quien ora, lo que le confirió aún más aura de advocación mariana parroquial: “Para los egipcios la serpiente era benéfica y maligna, sacra y profana, dual, como la Pistis Sophía de los griegos (poder-sabiduría): otra vez las dos cabezas.

“Seres como estos están también presentes en las mitologías americanas. ¿Ha visitado el Templo de la Serpiente Bicéfala, en Tikal? Asumo que sí pese a que todavía no me ha dicho cuál es su interés especial en el tema biserpentino”.

Inga no se atrevió a contarle a la especialista que la visión recurrente de un ofidio de dos cabezas la obsesionaba hasta el punto de hacerla casi perder la única que ella tenía y querer matarse.

Para disimular su desasosiego, que crecía por segundos, cambió la vista, que fue a posarse en una de las tantas reliquias que llenaban la estancia. Sintió un mareo. ¡La vio! ¡Esa era la imagen que la obsesionaba! Un brazalete de oro en una urna de cristal representaba a la serpiente tal como se le aparecía en sus visiones aterradoras.

Al percatarse de la palidez de Inga la doctora Pestillo se enfundó las manos en guantes blancos; tomó, con cuidado extremo, aquella alhaja y comenzó a explicar: “Por tu turbación deduzco que ya sabes de qué se trata. Eres de las pocas personas que la ha visto. Es una copia griega de la célebre Amfisbena de Jaya Lea”… pero Inga no escuchaba, no veía.

Para entonces, ya era otra. Esas ganas de matarse se confundían ahora con ganas de matar. Había alcanzado un punto de no retorno, y lo sabía.

——————————————————

http://neoclubpress.com/vetero-club-el-profugo

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Rolando Aniceto

Rolando Aniceto

Rolando Aniceto es graduado de Periodismo de la Universidad de La Habana. Además de en Cuba, ha trabajado en medios de prensa de Venezuela, Estados Unidos y Reino Unido. Durante doce años se desempeñó como productor de la BBC de Londres, ciudad en la que reside. Sus relatos y textos han aparecido en los últimos cinco años en medios digitales de varios países.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Rafael Piñeiro
    Rafael Piñeiro junio 10, 14:50

    Evidentemente, esto es parte de algo más grande. Y tiene swing, tiene ritmo.Me gustaría leer más

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner sobre el discurso del presidente Trump en la ONU:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Alexis Rosendo Fernández

Amor y odios

Alexis Rosendo Fernández

                  Salva quien te salva. Odia quien te odia, al margen del sacrosanto perdón y la úvula abierta pariendo la magia de

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami