Neo Club Press Miami FL

¿Viajará hacia el centro Donald Trump?

 Lo último
  • La sangre de Khashoggi llega a la Casa Blanca Nadie sabe para quién asesina. Mohamed bin Salman, el príncipe saudí, según todos los síntomas, ordenó la muerte y el descuartizamiento del periodista Jamal Khashoggi, pero la sangre ha salpicado...
  • Las elecciones, Trump y los sexos Lo que sigue es una versión ampliada de unos comentarios radiales que suelo hacer cada semana. Me parece importante examinar los comicios de midterm en Estados Unidos. Lo que sucede en USA...
  • Pittsburgnacht Cuando pienso en las posibles motivaciones de aquellos judíos alemanes que inicialmente apoyaron y participaron en la elección y ascenso al poder del proyecto del Partido Nacional Socialista Obrero Alemán...
  • Mario Diaz-Balart destaca expansión económica en Estados Unidos “El continuo impacto positivo de la reforma fiscal en nuestra economía y mercado laboral es una gran noticia para el pueblo estadounidense… El informe del PIB de hoy continúa mostrando...
  • El circo ha terminado Todo comenzó con George Washington. Se edificaba la primera república moderna y era necesario nombrar un poder judicial independiente. Don George designó a los seis magistrados de la Corte Suprema...

¿Viajará hacia el centro Donald Trump?

¿Viajará hacia el centro Donald Trump?
noviembre 12
10:05 2016

 

Tras la evaporación del iceberg Clinton en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, víctima del calentamiento global de Wikileaks, los hackers rusos y los vengadores de Bernie Sanders, se impone la pregunta: ¿Cómo fue que Donald Trump, aun ganando la presidencia, pudo quedar por debajo de la impopular exsecretaria de Estado en lo que a votación nacional se refiere?

Aun cuando desde entonces la población ha crecido considerablemente, hace doce largos años George W. Bush obtuvo dos millones de votos más que el ganador de este 8 de noviembre. También Mitt Romney hace cuatro años lo superó en votos nacionales. Si el magnate quiere repetir en 2020 debe hilar muy fino en su primer periodo, generar riqueza, oportunidades y empleos, incluso viajar hacia el centro. No ganó él, perdió Hillary. Si los demócratas hubieran tenido un candidato medianamente atractivo, si los votantes de Sanders no se hubieran quedado en sus casas, el trumpismo acampara ahora, indignado, frente a Wall Street.

Y viajar hacia el centro es lo que parece haber comenzado a hacer Trump, quien no solo ha elogiado a Obama tras su visita a la Casa Blanca este jueves, sino que, incluso, ahora asegura que tal vez no desmonte completamente el Obamacare. Y es que el problema electoral conservador pasa por que el movimiento antisistema o alt-right que dio la victoria al trumpismo se convierta en una cuña permanente contra la puerta del Partido Republicano, impidiendo que esta se abra a votantes moderados, independientes y libertarios, sin los cuales resultará extremadamente complicado ganar unas elecciones nacionales en el futuro. Gracias a la impopularidad de Hillary y Trump, los libertarios de Johnson han crecido al punto de que ya podrán beneficiarse de millones estatales para la financiación de su campaña dentro de cuatro años. La conjunción de factores que hizo posible la victoria del magnate el pasado martes muy difícilmente vuelva a darse, con los votantes de Sanders vengando a su máximo líder y el FBI brotando de la nada a última hora.

cw2oighxgaaqbuu

Para colmo de enredos, hay que entender que esta no va a ser una presidencia tradicional. La ansiedad con que será contemplada por el público, más la naturaleza cinematográfica del propio Trump –espiritualmente más actor de lucha libre que millonario o político–, la convierten desde ya en una especie de serie por entregas cuyos capítulos está obligado a actuar un presidente productor-director-guionista. Pocos van a perdonarle que se relaje. Y Trump no va a perdonar el menor bostezo. Será eléctrico o no será. No habrá que esperar seis meses para saber si su presidencia está abocada al triunfo o al fracaso. Si no resulta drásticamente eficiente y divertido, o por lo menos impredecible, servirán su cabeza en bandeja por los siglos de los siglos. Aquí la paciencia era verde y se la comió un chivo.

El chivo antipolítico del populismo antisistema.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Cuánto valor cuesta no tener valor (fragmento)

José Hugo Fernández

Para Imre Kertész, el célebre escritor húngaro, Premio Nobel de Literatura en 2002, “el destino del varón en esta tierra no es otro que destruir lo tierno y lo bello,

Leer más
  Luis de la Paz

En los tiempos difíciles de Heberto Padilla

Luis de la Paz

    En una remotísima tarde de verano, sería el año 71, o tal vez el 72, el escritor José Abreu Felippe, a quien tanto le debo, me mostró un

Leer más
  Alcides Herrera

No me hables más

Alcides Herrera

                  El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami