Neo Club Press Miami FL

Viejos autos imperialistas

Viejos autos imperialistas

Marzo 04
17:44 2012

1-1_almendronEl año pasado el régimen castrista autorizó la compraventa de vehículos usados entre particulares, eliminando décadas de prohibición en la transacción de automóviles en Cuba. Sin embargo, la principal prohibición sigue en pie: A los cubanos les está prohibido comprar carros nuevos. El gobierno sigue negándoles ese derecho, que tiene cualquier ciudadano en el mundo occidental.

Lo cubanos, para poder adquirir un vehículo recién fabricado, tienen que pedir un permiso al Ministerio de Transporte. Que sólo se lo otorga a ciudadanos muy específicos y, por supuesto, comprometidos con el régimen.

Pero aquí pretendo escribir más bien sobre esos viejos autos de uso, de 50, 60 y hasta 70 años de uso, que han hecho posible que los cubanos puedan vivir algo más dignamente, si es que ello es posible en esa desdichada Isla. Me refiero a los carros americanos.

¿Qué habría sido de los cubanos sin los famosos “almendrones”, que en su función de taxis particulares los transportan a un precio más o menos económico, les permiten gozar de un poquitín más de independencia y, en fin, les hacen la vida más llevadera? 53 años de dictadura, que se dice pronto, y los miserables que gobiernan Cuba ni siquiera han conseguido que el pueblo deje de depender de esos viejos autos “imperialistas”.

Muchos aquí en Miami los recuerdan con cariño, las viejas máquinas que adornaron la niñez de tantos exiliados, los Buicks, los Cadillacs, los Fords, los Chevrolets atravesando La Habana, los pueblos interiores, con su característico sonido y su majestuoso “porte y aspecto”. En cualquier otro país los almendrones son, o serían, objetos de museo, pero en la mayor de las Antillas sobreviven y ayudan a sobrevivir. Ellos constituyen la prueba definitiva, incuestionable, del rotundo fracaso del comunismo en Cuba.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más
  Félix Luis Viera

Un loco sí puede (fragmento)

Félix Luis Viera

                                                            25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez

1 comentario Leer más
  María Eugenia Caseiro

El presentador

María Eugenia Caseiro

A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami