Neo Club Press Miami FL

Willie Miranda, el olvidado

Willie Miranda, el olvidado

Willie Miranda, el olvidado
octubre 27
09:02 2014

Reproduzco aquí algunos de los los comentarios hechos sobre Guillermo (Willy) Miranda.

Según Angel Torres, reproducido por Cubaencuentro: “En Cuba existieron torpederos más completos porque bateaban mucho más que Willie, pero a la defensiva a pesar de ser astros de la posición no alcanzaron la estatura de Willy, como Silvio García, Luis (Anguilla) Bustamante, Leonardo Cárdenas, Zoilo Versalles, Humberto Fernández, Bert Campaneris, Rey Ordoñez en el deporte de paga y Quilla Valdés en la verdadera pelota amateur. En el supuesto béisbol de aficionados que se juega ahora en Cuba, el mejor ha sido Germán Mesa, extraordinario a la defensiva, pero según los scouts veteranos que trataron de firmarlo, sin la rapidez en las manos, colocación, fortaleza y precisión en los tiros de Willie.”

“Hace años Tom Lasorda y Al Campanis, respectivamente ex manager y ejecutivo de Los Angeles Dodgers y Gene Mauch, ex timonero de varios equipos de Liga Mayor, declararon que Willie Miranda había sido “el mejor de todos los torpederos a la defensiva en los anales de las Grandes Ligas”. Posteriormente, Lasorda aclaró que no sabía a quién escoger entre Miranda y Ozzie Smith, el famoso “Mago de Oz”, de quien Lasorda dijo que era más acrobático, pero que la potencia en el brazo de Willy era muy superior”.

En criterios de Casey Stengel, el legendario ex manager de los yanquis, y de Paul Rihards, quien fue manager general de los Orioles de Baltimore, Willy Miranda era superior incluso a Ossie Smith, el mago.

En esos nueve años que participó en las Grandes Ligas retiró a muchos bateadores que conectaban la bola en el hueco entre la tercera base y el campo corto, acudiendo a la potencia de su brazo y al hecho que sacaba tan rápido la pelota de su guante, que nadie en su sano juicio se explicaba cómo podía hacerlo.

Al respecto, durante una entrevista televisada, el ex dirigente de los Orioles, Paul Richards, declaró: “Willie no bateaba… pero qué manera de fildear. Sus atrapadas eran espectaculares, cubría un terreno enorme, poseía un brazo de privilegio y sacaba la bola del guante con más rapidez que un mago saca la carta de la manga del saco”. “Los aficionados iban al parque para verlo recoger pelotas”, continuó explicando Richards, “y puedo asegurarles que Willie ayudó a que el cambio de franquicia no fuera un rotundo fracaso. Sin dudas que Rizzuto y Luis Aparicio eran más completos, pero no lograban hacer sobre un terreno de pelota lo que Miranda podía”. Y añadió Richards, “calculamos los hits que Miranda robaba a los contrarios en una temporada, donde solo promediaba para 221, y sobrepasaba con holgura al champion bate”.

10190-56FrEn ocasión de una entrevista a Ted Williams, luego de su home-run en el juego de estrellas, este contestó a una pregunta: “Sólo hay dos fenómenos en el baseball… Yo y Willi Miranda”.

Cuando jugó en Venezuela, los fanáticos se asombraron de ver a un defensor del campo corto superior defensivamente al ídolo Aparicio, que por supuesto bateaba más que Willy.

En un artículo biográfico escrito por el periodista deportivo estrella norteamericano Rory Costello, se expresa: “Hay una sombra que opaca a Rey Ordoñez: es Willi Miranda”. En 1951, según Costello, el entrenador y pitcher veterano del Washington, Bobo Newsom, le comentó al manager Bucky Harris que Miranda era el mejor fildeador en el short stop que él había visto, y eso incluye, dijo, a Honus Wagner (considerado el número uno de todos los tiempos), a Luke Appling, a Joe Cronin y a Joe Tinker.

En 1952 Alfonso “chico” Carrasquel, por entonces short stop del Chicago White Sox, comentó al manager Lou Boudreau y al general manager Paul Richard que Miranda era el mejor short stop del baseball. Incluso Richard comentó que Miranda era muy superior a Billy Hunter, el mejor short stop que habían producido las ligas negras. Sus errores, dijo, “se deben a que llega a pelotas que nadie puede llegar”.

El catcher de los Orioles, Gus Triandos, también comentó que el brazo de Willy era anormal, lo que le permitía jugar más profundo y fildear lo no fildeable. Y añadió: “pero eso no es todo, él era tan inteligente en la posición como tan increíblemente bueno; conocedor profundo de los bateadores, lo que le permitía fildear lo que otros short stops no fildeaban”.

Marty Marion, uno de los excelsos short stops de esa época, comentó también que “Willie era la última palabra en lo que fildear se refiere, demasiado bueno para ser verdad”. En su momento Rizzuto comentó: “yo he aprendido mucho en el short stop viendo jugar a Willy Miranda”.

Sobre el autor

Juan F. Benemelis

Juan F. Benemelis

Juan Benemelis (Manzanillo, 1942). Diplomático, historiador y ensayista. Ha publicado más de una veintena de libros centrados en diversas temáticas, que van de lo científico a lo histórico. Entre ellos, "Las guerras secretas de Fidel Castro", "Castro: subversión y terrorismo en África", "Paradigmas y fronteras. Al caos con la lógica", "De lo finito a lo infinito", "El Corán y el Profeta", "Islam y terrorismo" y "La memoria y el olvido". Reside en las afueras de Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más