Neo Club Press Miami FL

¿Y de qué murió finalmente?

 Lo último
  • Trump, Bolton y los cuatro chiflados Se trata de la implacable “razón electoral”. Eso es lo que está tras este infernal griterío. Es absurdo (y peligroso) militarizar la frontera con miles de soldados. También es criminal...
  • La caravana y el nativismo Miles de centroamericanos se dirigen hacia la frontera méxico-americana. Son, más o menos, ocho mil. Trump ha dicho que “no pasarán”. Su vice Mike Pence afirma que Juan Orlando Hernández,...
  • Cubanos en Venezuela Luis Almagro afirma que 22 000 cubanos se infiltraron en Venezuela. Almagro es el Secretario General de la OEA. Tiene buenas fuentes de información. No existe la menor duda de...
  • Bolsonaro y Cuba Jair Messias Bolsonaro pudiera ser el Presidente de Brasil el próximo 28 de octubre. Los brasileños se ven en el espejo de los vecinos venezolanos y se aterran. Las encuestas...
  • ¿Discutimos realmente el Proyecto de Constitución? L’État, c’est moi. Luís XIV El gobierno cubano nos vende la idea de que el Proceso de Discusión del Proyecto de Constitución, en barrios, centros de trabajo y escuelas, es...

¿Y de qué murió finalmente?

¿Y de qué murió finalmente?
diciembre 04
17:33 2016

 

Murió de viejo, está claro. Ya sé que no murió de hijodeputa (de eso era que vivía). Pero, ¿qué dice el acta de defunción? ¿O es que los faraones no necesitan que le certifiquen su fallecimiento?

No queda otra que admitir que estiró la pata y punto. Un paro cardiorrespiratorio, me dirás. Hombre, claro, todo el que se muere es porque deja de respirar y se le para el corazón. Hay algunos que hasta se les para la pajarita, pero este no creo que sea el caso. Coño, pero ¿por qué no dicen si murió de una pulmonía, una crisis hipotensiva, una hemoptisis, un infarto, un atracón, una indigestión, un empacho, un pedo atravesado o lo que sea? Qué tanto secreto de Estado si ya el tipo la palmó. Mira que son misteriosos y poco transparentes. Total si mientras más secretismo haya, mayor será el morbo y más sorprendentes las especulaciones.

Hay quien afirma que lo crionizaron para de aquí a 50 años. Porque eso de no mostrar el cadáver de cuerpo presente tiene su precio y resta credibilidad. La gente se pregunta por qué lo incineraron tan pronto y por qué no lo pusieron en capilla ardiente al menos 24 horas, si hoy en día la estética funeraria hace maravillas para convertir a un muerto feo en un cadáver cuqui. Por eso muchos ponen en duda la fecha verdadera de la defunción y hasta el contenido mismo de la urna con las supuestas cenizas del difunto. Una urna transportada en un recorrido macabro por toda la Isla, exceptuando Pinar del Río, que ni el funeral de Mamá Grande. Qué ridícula la guarandinguita —que ni el nombre de armón se merece— arrastrada por un yipi ruso al que hubo que empujar en algunos tramos cuesta arriba, igual que la cucaracha que ya no puede caminar.

¿Que de qué murió Fidel? De no quererse morir. Murió de tanto joder y de no dejar vivir.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Nicolás Águila

Nicolás Águila

Periodista cubano con residencia en Madrid, licenciado en Filología Inglesa, Nicolás Aguila ha sido colaborador de numerosos publicaciones en varios países, entre ellas Cubanet y la Revista Hispano Cubana. Ha trabajado como docente universitario, traductor y editor de revistas médicas. Residiendo en Brasil obtuvo por concurso una beca de ICI para curso de profesores de español en Madrid. Ha realizado numerosos cursos de posgrado en el área de Lingüística Aplicada y enseñanza de idiomas en Cuba, Brasil y Estados Unidos.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Cuánto valor cuesta no tener valor (fragmento)

José Hugo Fernández

Para Imre Kertész, el célebre escritor húngaro, Premio Nobel de Literatura en 2002, “el destino del varón en esta tierra no es otro que destruir lo tierno y lo bello,

Leer más
  Luis de la Paz

En los tiempos difíciles de Heberto Padilla

Luis de la Paz

    En una remotísima tarde de verano, sería el año 71, o tal vez el 72, el escritor José Abreu Felippe, a quien tanto le debo, me mostró un

Leer más
  Alcides Herrera

No me hables más

Alcides Herrera

                  El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami