Neo Club Press Miami FL

Zona de exclusión aérea sobre Libia: ¿Una quimera?

Zona de exclusión aérea sobre Libia: ¿Una quimera?

Marzo 15
03:15 2011

222libiaUna de las especialidades de Muammar Gaddafi para retener el poder, el control de la información, explica parcialmente por qué el Consejo de Seguridad de la ONU ha demorado tanto su decisión acerca de una zona de exclusión aérea sobre Libia.  

Lo revela así un reportaje de este lunes publicado por la agencia Reuters:

“Las noticias del sufrimiento humanitario y las atrocidades podrían persuadir a más potencias de que la ayuda es necesaria. Pero aunque Human Rights Watch denunció una serie de arrestos arbitrarios y desapariciones en Trípoli, aún falta encontrar evidencias más contundentes”.

“Todos aquí están confundidos sobre cuántas víctimas la comunidad internacional juzga como suficientes para que ayuden. Tal vez deberíamos a empezar a cometer suicidios para alcanzar el número requerido”, dijo el portavoz rebelde Essam Gheriani, citado por la propia agencia. “Es vergonzoso”.

Y es que las restricciones al libre flujo de información, cuando no la censura pura y dura, con detenciones de los pocos periodistas extranjeros que han logrado entrar en el país clandestinamente –el régimen lo tiene prohibido–, hacen virtualmente imposible conocer el número de muertos y heridos provocado por el genocidio de Gaddafi. Las “evidencias contundentes” no pueden aparecer cuando las principales poblaciones retomadas por las tropas de la dictadura son inmediatamente aisladas, no hay servicios de telefonía internacional ni internet y la prensa internacional no puede actuar en Libia.

Los servicios de internet, que eran ya intermitentes, estaban totalmente paralizados a principios de este mes. Debe tenerse en cuenta que sólo alrededor del 6% de los libios tenía acceso al ciberespacio antes de las revueltas (sobre todo en la capital), en comparación al 24% de los egipcios o el 81% de los estadounidenses, según una investigación del grupo OpenNet. Ello ha facilitado el trabajo de los represores, y mantiene parcialmente desinformada a la comunidad internacional.

“Si el Consejo de Seguridad termina apoyando una zona de exclusión aérea, su aplicación será una responsabilidad principalmente de Estados Unidos, que se ha mostrado prudente ante la opción de intervenir militarmente y aún no ha decidido si apoyará la medida”, apunta Reuters. “Rusia y China son incluso menos entusiastas, aunque diplomáticos dijeron que tendrían dificultades a la hora de imponer un veto cuando la Liga Árabe ha solicitado la zona de restricción. Algunos enviados dijeron que Moscú y Pekín podrían abstenerse al respecto”.

“El llamado que hizo durante el fin de semana la Liga Árabe a Naciones Unidas para que imponga una medida de esta naturaleza pareció satisfacer una de las tres condiciones fijadas por la OTAN para que patrulle el espacio aéreo libio. Las otras dos son una prueba de que se necesita la ayuda y una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU”, concluye Reuters.

Según Saad Djebbar, un abogado de Londres experto en asuntos libios, “la comunidad internacional está dando largas”. Para cuando todos se pongan de acuerdo en relación a la zona de exclusión aérea sobre Libia, podría ser demasiado tarde. Gaddafi se emplea cada vez más a fondo con su aviación, consciente de que debe aprovechar la indecisión de las potencias del Consejo de Seguridad, más la pasividad hipócrita de varios países europeos.

La zona de exclusión se vuelve una quimera.

 

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Necesidad del fuego

Jorge Olivera Castillo

                  Si sigues ocultando el fuego vendrá el invierno a hospedarse en cada rincón de mi cuerpo. No dejes que mis huesos

0 comentario Leer más
  Alcides Herrera

Una espina dorada

Alcides Herrera

                  Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez

0 comentario Leer más
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XV y final)

Jorge Ignacio Pérez

La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami